Archivo por meses: Mayo 2006

Reencuentro con la paloma

Allí estaba, no era aquella que se mató ni la que quiso que le atropellara, era otra aunque era igualmente una paloma. Estaba allí, sentada en el césped como cualquier paloma pero lo que me llamó la atención fue que no se movía alocadamente de un sitio para otro, simplemente estaba sentada. Me acerqué a ver a la curiosa paloma, pero aún cuando estuve a medio palmo de ella no se movió, estoy seguro de que podría haberle dado una patada y habría permanecido inmóvil, era tan dócil, tan servicial…

Al mirarla de cerca vi que no estaba herida, parecía estar adiestrada, enseñada a permanecer quieta aún en las fauces de un león. Pero no era así, era dócil, sí, pero estaba esperando a la muerte: le había llegado el momento, lo sabía, y esperaba su turno. Como dijo alguien: estaba muerta, solo faltaba enterrarla. Viviendo la muerte, esperando apacible que llegara el momento, parecía tan sabia. Y todo sin familia a su lado, sin pompa ni funeral, siendo un animal era más consciente que cualquier de nosotros.

Pocos días después pasé por el mismo lugar, solo quedaban unas cuantas plumas esparcidas.

Paloma esperando a la muerte

disculpenlasmolestias.com

Cómo ser recordado

Instrucciones sobre cómo ser recordado hasta el fin de la humanidad:

  1. Cree o invente un hecho: no importa si se trata de una ecuación física o la existencia de un dios, simplemente cree algo.
  2. Póngalo de moda: en este caso suele ser muy bueno hacerlo mediante una acción dramática, ya se sabe, la gente es morbosa y una buena crucifixión o la muerte de unos cuantos inocentes es un reclamo excelente.
  3. Habiéndose dado 2 se arremolinarán alrededor de El Hecho miles o millones de personas que dirán estar completamente de acuerdo con sus ideas. No espere que la critiquen o tan siquiera se planteen si tiene sentido, ahora El Hecho es un pilar fundamental de su vida y no arriesgarán la seguridad que les da basarse en una idea en la que creen tantas personas, dicho de otro modo: si es mentira ¿a quién le importa?.
  4. Felicidades, El Hecho (se cual fuere) ha pasado a formar parte de la humanidad. Sí, surgirán grupos que intentarán hacerse con el monopolio del mismo pero su Hecho ya es universal.

Dónde estabais

La Red de Organizaciones de Autores e Intérpretes de Música publicaba el 5 mayo el siguiente comunicado:

En relación al ataque sufrido por nuestro compañero Ramón J. Márquez Ramoncín el pasado domingo en el escenario principal del festival Viña Rock , hecho que impidió el comienzo de su actuación, la Red de Organizaciones de Autores e Intérpretes de Música (ROAIM) manifiesta:

Que tal hecho fue protagonizado por un grupo significativo de personas que se encontraban entre los espectadores de la primera fila portando una pancarta con el nombre de la plataforma desde la que tradicionalmente viene insultándose a autores, músicos y artistas desde hace varios años.

Que dichas personas recibieron la entrada en el escenario de Ramoncín con abucheos, insultos y proyección de botellas y piedras entre otros objetos arrojadizos llegando, incluso, a alcanzar a uno de los músicos.

Que fue el propio artista quien decidió no comenzar su actuación en previsión de que pudiera producirse daño a alguno de los trabajadores y músicos y, también, para evitar posibles desórdenes de orden público.

ROAIM denuncia que Ramoncín ha sido atacado por haber defendido durante años los derechos de todos los creadores. Defensa que ha realizado, el cantante y compositor madrileño, durante el democrático ejercicio de la libertad de expresión que garantiza a cualquier ciudadano el poder manifestar sus ideas. Para nuestro colectivo este ataque resulta extremadamente grave puesto que la agresión física ha pretendido hacer prevalecer las ideas, hecho que sólo tiene antecedentes en el ámbito fascista.

La violencia sufrida por nuestro compañero, salvajemente obligado a abandonar el escenario, su lugar de trabajo, ha servido para evidenciar la consecuencia última de las actitudes y manifestaciones -en relación con nuestros derechos y nuestra actividad- de algunas personas, organizaciones y medios de comunicación cómplices que, en algunos casos, lejos de condenar este luctuoso asunto, se felicitan y consideran como un ‘victoria’.

Queremos señalar de manera significativa que la agresión sufrida por Ramón, la hemos sufrido todos. La defensa del derecho de autor y nuestra inquebrantable opinión ante la piratería, no pueden ser motivos que justifiquen el armarse con piedras y, desde el más repulsivo de los anonimatos, agredirnos intentando provocar daño físico.

ROAIM expresa, en representación de todos los autores, músicos y artistas presentes en Viña Rock y a lo largo y ancho de todo el Estado, la solidaridad de nuestro colectivo hacia Ramoncín. Queremos, por último, hacer un llamamiento a toda la sociedad para que nunca más vuelva repetirse un hecho de estas características.

Red de Organizaciones de Autores e Intérpretes de Música Comité Federal En Madrid a 5 de mayo de 2006.

A lo que pregunto: ¿dónde estabais, salvadores de la libertad, cuando Sony introdujo virus en nuestros ordenadores mediante discos de música?, ¿dónde estabais cuando los medios de comunicación intoxicaron a la opinión pública con noticias sobre denuncias de páginas que ofrecían enlaces?, ¿dónde estabais cuando nos llamaron pendejos electrónicos, piratas y ladrones por defender nuestros derechos?, ¿dónde estabais cuando se nos criminalizó y se nos impuso un canon injusto?, ¿dónde estabais cuando se censuro a putasgae.com?.

Este texto también aparece en disculpenlasmolestias.com

Invasores

‘Los dirigentes alemanes trataron de imponer, durante un tiempo, un cine de propaganda nazi, pero el público francés lo rechazó, y los exibidores -cansados de encontrarse las salas vacías- terminaron por rechazar estas películas. Como consecuencia del boicot espontáneo del público, y de la prohibición de proyectar cine extranjero a excepción del alemán e italiano, la industria cinematográfica francesa vivió una cierta prosperidad.’ (Extracto del folleto ‘El cine francés bajo la ocupación’, IVAC La Filmoteca).

Actualmente es anecdótica la semana en que la película más vista no es estadounidense. Pero la dictadura no viene de fuera: ahora la impone el público, que en un alarde de demencia solo ve aquellas películas que anuncian hasta la saciedad o incluso aquellas que, aunque desconocidas, tienen actores con nombres ingleses.

¿Quieres acción? Mira cualquier película manga futurista. ¿Quieres sangre? Hay japonesas que no te dejarán dormir. ¿Quieres películas que hablen de personas? Varias argentinas te harán sentir diferente. Y así un largo etcétera que desconocemos por las barreras que nos ponemos. Pero como he dicho, estas barreras no vienen de arriba, estos muros los apoyamos todos nosotros: cuando descartas una película porque no has visto doscientas veces el trailer o porque no tiene explosiones espectaculares, cuando dices: ‘Una francesa/ italiana/ india no’ estas contribuyendo a que esto se agrave.

Si no fuera por los cines ‘de segunda’ no habría conocido a Costa-Gavras o a Kurosawa. De nuevo se da la paradoja de que los mejores se pasan en las salas más pequeñas mientras que las salas grandes se llenan de películas segundonas, aunque tampoco hay que ser catastrofistas: últimamente en los cines grandes dejan la sala pequeña para películas ‘sesudas’, al fin y al cabo hay un pequeño porcentaje de gente que prefiere ese tipo de cine y todos los cines quieren clientes, de hecho, todo se basa en los clientes: desde la programación hasta el color de la butaca. No está tan mal tener buenas condiciones a la hora de ver una película pero si miramos atrás y pensamos un poco veremos hacia donde evolucionan las cosas: hace 10 ños una entrada de cine con descuento costaba 300 pesetas (1.80 euros), ahora cuesta 5 euros, un aumento del 278%, muy lejos del aumento salarial acaecido estos años (un 136%), por no hablar del precio de los alimentos que venden en su interior ni de las crecientes ‘medidas de seguridad’ para que no copies una película por la que has pagado.

El cine, pues, se ha convertido (si no lo ha sido siempre) en una cuestión de dinero en la que entre todos contribuimos a cerrarnos las puertas. Pero internet abre nuevas posibilidades, sin ir más lejos hace poco descubrí gracias a las redes P2P las películas de Corto Maltés, que a pesar de haber sido hechas por distintos directores cuentan con ese romanticismo perdido que tanto se hecha en falta en la actualidad.

Este texto también aparece en disculpenlasmolestias.com