Archivo por meses: febrero 2007

OSEMINTI: Tus derechos en la mirilla del Ministerio de Defensa

Varios millones de euros, una clase política que no sabe el significado de la palabra derechos y una sociedad pasiva, ese va a ser el precio de OASEMINTI, el nuevo sistema ‘inteligente’ de espionaje telemático con el que nuestras comunicaciones podrán ser espiadas de forma indiscriminada; su equivalente físico: llenar tu casa, lugar de trabajo, etc de cámaras ocultas y micrófonos con los que saber qué haces, de qué hablas y a dónde vas.
No es el primero ni seguramente será el último sistema de monitorización, antes vinieron Echelon, Enfopol, Carnivore y muchos otros; de eficacia más que dudosa al no haber sido capaces de detener los ataques terroristas más importantes contra EEUU y España, lejos de abandonar la idea Francia, Italia y España se embarcan en otra espeluznante aventura con el fin de hacer sospechosos a sus ciudadanos, y es que ya se sabe: cualquiera puede ser el enemigo, adiós presunción de inocencia.
De todas formas si no te importa que seas tratado como un criminal, que se pisen tus derechos y que se espíen tus comunicaciones quizá te debería importar quién lo hace. Para poner un ejemplo de hasta dónde pueden llegar algunos supuestos defensores de la ley solo recordar que en 2005 se destituyó como medida cautelar al comisario de Policía Santiago S. A., máximo responsable de la Unidad de Documentación del DNI por dar información de 25000 DNI a una empresa privada o que el FBI pierde tres o cuatro ordenadores al mes, algunos de ellos con información confidencial.
Ante este asunto uno es bastante pesimista visto lo visto y si bien lo lógico sería que la gente clamara contra este sistema es harto imposible dada la pasividad en la que estamos hundidos, así que lo único que podemos hacer es protegernos: cifrar las conversaciones en las que queramos privacidad, o aprender un lenguaje hablado por cuanta menos gente mejor como se hizo en la Segunda Guerra Mundial son solo algunas de las alternativas.
Si llegado a este punto aún no te has parado a pensar sobre el tema aquí viene una serie de escusas bastante usadas cuando se trata de defender tus derechos:

  • No me afecta porque no tengo nada que ocultar
  • Es muy técnico para mi
  • Yo no puedo hacer nada
  • etc

Estas son solo algunas de las falacias que muestran la alienación que afecta a nuestra sociedad, en resumen:

-¿Que pisotean mis derechos ? ¿A qué hora es el partido?

disculpenlasmolestias.com

Concurso sony-ericsson w880i: una crítica constructiva

Sony-Ericsson lanzó recientemente una campaña publicitaria desde el sitio http://www.iwantmyw880.com para promocionar su w880i (un nuevo modelo de teléfono móvil). Al principio todo estuvo bastante cuidado: la campaña fue anunciada en varias webs de gadgets y para que la gente se animara lanzaron un doble concurso (por internet y en Barcelona, Berlín, Londres y Milán.) donde podías hacerte con el nuevo terminal. De la parte física no tengo más información de la facilitada desde la web oficial por lo que supongo que fue como se esperaba pero la parte informática es un ejemplo de lo que NO SE DEBE HACER cuando se prepara un proyecto de este tipo.
La web ha dejado de estar accesible pero cuando uno entraba se encontraba un sitio multilenguaje, con gráficos originales y música pegadiza. La página no estaba mal a pesar de que no pensaron que hay gente que no quiere/ puede instalarse flash, primer error: no dar alternativas a flash. Una vez dentro de la web, para participar en el concurso uno debía registrarse, simplemente se rellenaban unos campos y ellos te enviaban una contraseña, un detalle a tener en cuenta es que no te dejaban introducir una contraseña, simplemente te enviaban una generada por ellos al email lo cual puede ser bueno puesto que así te aseguras de que la gente no use contraseñas débiles pero por otro lado al no emplear contraseñas fáciles de recordar cuando la gente quiera volver a entrar tendrá que mirar el email que le enviaste lo cual puede ser molesto.
Una vez registrado Sony-Ericsson te mandaba un email momentos antes del inicio oficial del concurso (no te podías autentificar hasta entonces) para avisarte de que el concurso iba a comenzar, entonces aparecía una nueva opción en la web introducías tu nombre y tu contraseña y… ¡Un momento! ¿Qué demonios es esto? Una web que les habrá salido por un ojo de la cara y donde el campo en el que introduces la contraseña está en claro, a esto le llamo falta de profesionalidad, cualquiera que haya leído un manual básico de html sabe que es recomendable usar el atributo type=”password” para que aparezcan asteriscos en vez de la cadena en claro cuando se van a introducir datos sensibles, segundo error: no usar el campo type=”password” cuando se introducen contraseñas.
En este momento y si flash nos deja y la gente que hay alrededor no nos copia el usuario y la contraseña deberíamos estar autentificados correctamente pero el calvario no se acaba aquí. Debido a la cantidad de participantes y a la mala implementación del sitio en algunos momentos la web no responde como se espera arrojando errores de ASP y si hay algo que no le gusta a la gente es pulsar sobre un enlace para ver dos páginas de errores técnicos en inglés que no comprender, tercer error: no deshabilitar el informe de errores cuando el sitio está en producción. Y por último y más importante el referente a la mecánica del concurso: el concurso online consiste en superar cinco acertijos, cuando has superado las cinco páginas con los acertijos se guarda el tiempo que has tardado y a los más rápidos les regalan el teléfono de marras. Las páginas tienen este aspecto y todos los acertijos menos el último son susceptibles de ataques de desbordamiento ya que no comprueban que el tamaño de la cadena no supere el del tipo de la variable, de esta forma cualquiera que haya leído un manual básico de seguridad puede saltarse cuatro de los cinco acertijos en tiempo récord, cuarto error: no comprobar el tamaño de la cadena introducida.
Además de lo comentado anteriormente la web tenía varios errores de usabilidad como que no era nada obvio cómo bajar el volumen de la música o tan siquiera saber que el sitio tenía música (hay gente que tiene los altavoces desconectados), amén de que en los acertijos la imagen no tiene absolutamente nada que ver con la solución por lo que fastidia más que nada y hace perder el interés en el juego.
En resumen: el sitio logró que un número considerable de gente se enterara del nuevo terminal pero ese éxito quedó empañado por el poco cuidado que se tuvo en la implementación cometiendo errores básicos, y esto es algo a tener muy en cuenta: no sirve de nada un diseño bonito si por debajo no hay un sistema robusto y adaptado a todos los usuarios. Señores de Sony-Ericsson, si me permiten una recomendación menos flash y más atención a los detalles, la audiencia lo agradecerá.

Inconscientes

A veces ocurre que damos las cosas por sentado, no se si este sería el mejor lugar para hablar de derechos (en este asunto tenemos una falta de cultura impresionante comparada con los países del entorno) pero desde luego no creo que a la audiencia le interesara, y no me malinterpreten pero a los poco que conozco que les interesa es porque estudian derecho o porque, más recientemente, nos hemos enterado de que cierta asociación nos hace pasar por caja cada vez que compramos un cd, dvd, móvil, etc. Pero la ley, nuestros derechos y deberes, abarca mucho más que la propiedad intelectual (de hecho, si estás leyendo esto es gracias a ellos) y si hablamos de propiedad intelectual el canon no es más que la punta del iceberg. Pero, siguiendo con lo anterior, disfrutamos de muchos derechos de los que no somos conscientes: libertad de expresión, de manifestación, derecho al voto, etc pero, lo que es peor, cuando estos derechos se ven amenazados nosotros, inconscientes, no los defendemos, así, la persona es ajena a sus derechos de la misma forma que la gente es desconocida a los derechos, los derechos aquí apenas conocen a quien los creó y los que hemos venido después no moveríamos un dedo por ellos. Como ejemplos más obvios está, como no podía ser de otra forma, la legislación de las nuevas tecnologías. La informática, al ser una ciencia nueva, carece de la defensa tradicional de algunos derechos, por ejemplo, se nos hace impensable vivir sin la posibilidad de hablar libremente de cualquier cosa pero si difundes cómo saltarte la protección de los blue ray te pueden caer hasta 2 años de cárcel.

Aunque no nos engañemos, la legislación actual no siempre ha sido así y los derechos se han ido ganando, la pregunta es pues: ¿debemos sufrir una legislación prehistórica en lo que se refiere a “derechos digitales” y luchar durante décadas por mejorarla o hemos de exigir a los políticos una legislación acorde a los tiempos de libertad en que vivimos? La respuesta actualmente me temo que se decanta por la primera opción y más con la implantación de los DRM: reproductores que no te dejan escuchar canciones o que directamente las borran, sistemas operativos que a la menor sospecha de que no uses una copia original o tus dispositivos no sean confiables solo reproducirán una versión de calidad inferior. Y no vale culpar solamente a microsoft; apple, por mucho diseño que tenga, también recorta tus libertades (y a un precio superior). De todas formas lo que de verdad me da miedo es que la mayoría no se paren a pensarlo a la hora de comprar sus productos, o eso, o están dispuestos a vender sus libertades por una rueda blanca y una manzana estilizada.

Si todo sigue esta vertiente dentro de poco, si es que no hacemos ya, nos preguntaremos quién manda en nuestro ordenador e incluso podría llegar a anunciarse las restricciones como ventaja (ya que cuentas más sistemas de restricción soporte será capaz de comunicarse con más periféricos). Por cierto, en varios países han prohibido aquellos cds de audio que llevan anticopia; aquí en cambio estamos en un callejón legal: se venden discos/ reproductores/ etc con los que necesitas ciertos conocimientos para saltarte su protección y hacer uso de tu derecho de copia privada pero llegar a la información para realizarla es delito. Hay quien entre la ética y la ley elige lo primero, lo cual es muy respetable sobretodo cuando se trata de ayudar al prójimo pero, ¿no debería la ley amoldarse a nuestra ética y no al revés?.

disculpenlasmolestias.com