Archivo por meses: Enero 2009

La vieja y el vagabundo

No se quien estaba peor. Volvía de la universidad cuando vi un grupo de personas alrededor de un combate, o eso parecía. A la derecha, con una bata verde gastado, una vieja despeinada, demasiado maquillada y con los ojos fuera de sus órbitas. En el extremo derecho, con la ropa llena de jirones, un vagabundo con barba de varios meses, aspecto desdeñado y olor a alcohol.

Definitivamente se trataba de una pelea (moral) a muerte.

La vieja, intentando llenar las interminables horas libres que le proporcionaban una pensión, no tener que trabajar y unos hijos independientes se asomaba cada día a la ventana y veía al vagabundo malviviendo, con mal aspecto, con poca ropa y mira el frio que hace, con ninguna perspectiva de futuro, maltratado por la vida. Y claro, se ponía nerviosa, se sentía culpable, el peso de la culpa la abrumaba.

Al vagabundo, por otro lado, todo eso le daba igual: si había descuidado su aspecto, higiene y educación qué le iba a importar lo que pensara una vieja desconocida. De hecho el vagabundo no recordaba o no quería recordar quién había sido en su anterior vida, solo le preocupaba tener una cajetilla de tabaco a mitad y dinero para la siguiente copa, porque el vagabundo no bebía agua sino que, para olvidar, bebía alcohol del más barato o carajillos pero con poco café que es malo.

La diatriba seguía y la vieja insistía con sus uppercuts, suplicaba al vagabundo que qué podía hacer por él, que si le bajaba un café caliente, lo que fuera, que no podía soportar más verlo así. El vagabundo se defendía de los golpes con la típica táctica del slipping, que si no le debía nada, que si no la conocía y en definitiva que le dejara en paz.

Al final el vagabundo se escabulló como pudo con una escusa obviamente falsa aunque intuyo que el combate acabó en tablas.

Demasiado tiempo libre.

disculpenlasmolestias.com

Programa 55

Ya tienes a tu disposición el programa emitido el 21 de enero.
En él, hemos contado con los siguientes temas:

  • Unwanted Child – Clara McDaniel
  • I’m Moving Up – Chris Rea
  • Baby Doll Blues – Ronnie Earl & The Broadcasters
  • Crosscut Saw – Preston Shannon Band
  • Bert’s Boogie – Amos Garrett
  • The Bluest Blues – Alvin Lee & Ten Years After
  • Testify – Stevie Ray Vaughan
  • Cocaine – Dick Justice
  • Bonneville Joint – Florian Fusade
  • See See Rider – The Chambers Brothers
  • Slingshots And Boomerangs – David Egan
  • Low Down Dog – Meade Lux Lewis
  • Nobody Knows You When You’re Down and Out – Josh White

Y las siguientes secciones:

bluesenlasondas.net

3. Una mente crítica

Para acabar esta miniserie e independientemente de todo lo anterior, si quieres proteger tu intimidad solo necesitas un atributo: una mente crítica. Esto no es algo nuevo, siempre ha habido gente decidida a defender sus derechos, pero sí se trata de nuevos medios que por desconocimiento o por mala fe están siendo atacados continuamente con el único fin de servir a los intereses de una minoría, de hacer una oligarquía de este lugar libre.

Pero volviendo al tema de la crítica, tenemos un gran problema, una gran barrera de entrada y es que la crítica empieza por uno mismo, y en sociedades como las nuestras mirarse al espejo, analizarse y admitir que lo estás haciendo mal es algo que la mayoría de gente jamás hará porque implica deshacerse de todo tu yo y empezar desde cero. Y si no lo haces contigo mismo mucho menos harás una crítica sincera e informada de lo demás. Un ejemplo: Durante este año todos los bonos de metro y autobús de la ciudad donde vivo van a usar rfid o una tecnología similar, uno de los problemas que la gente no ve o no quiere ver es que las tarjetas usadas incluyen un chip que puede ser leído a cierta distancia por las máquinas de cancelación pero también por cualquier persona con la tecnología adecuada, quedando por lo tanto tu bono y la información que incluya a disposición de cualquiera. Y esto es solo la punta del iceberg, ¿Qué pasará sí tecnología similar se incluyera en tarjetas de crédito, pasaportes, etc?, ¿y si su uso se generalizara como en varios países asiáticos?. Que un desconocido paseando a tu lado podría desplumarte sin que notaras absolutamente nada porque un grupo de presión así lo quiso y te puedo decir que aquí mismo ya se ha implantado esa tecnología en tarjetas de crédito, puede que incluso la lleves en tu cartera y no lo sepas.

La crítica va acompañada de la desconfianza, como informático sinceramente no puedo fiarme de programas cuyo código no pueda analizar, es estúpido. Como ciudadanos seguramente tengamos un hogar en el que guardamos casi todas nuestras pertenencias protegido únicamente por una llave que creemos segura cuando hay miles de personas en el mundo con esa misma llave. Por si tener una cerradura más cara te hace sentir mejor hay concursos en los que expertos se dedican a abrir cerrojos supuestamente seguros, hasta ahora creo que no se les ha resistido ninguno. Y quien dice cerrojos dice cuentas bancarias, sistemas operativos o anticopias; lo mismo ocurre con cualquier otra área salvo que la propaganda nos ciega, y es que hoy en día debería ser obligatorio estudiar técnicas de marketing de masas durante el bachillerato.

Por lo tanto, tu peor enemigo es la ignorancia: Cuando te conectaste a Internet por primera vez seguramente lo hiciste a través de internet explorer pero un poco de experiencia seguramente te haya llevado a usar alternativas mejores y más respetuosas con los estándares. Google, ese buscador tan bueno en el pasado ofrece ahora resultados distorsionados por el mercado, por no hablar de gmail, sí, ofrecen mucho espacio y un buen filtro antispam pero es veneno para tu privacidad y reescribe protocolos como imap de forma incompatible para atar a los desarrolladores y usuarios como apple te obliga a usar su software para pasar música a sus reproductores, música que por cierto cuando no incluye drm incluye tus datos personales por si se te ocurre compartirla a pesar de no ser ilegal en muchos países. Después de todo quizá ha llegado el momento de abandonar a microsoft, google, apple, yahoo y todos los demás para recuperar tu libertad.

Datos como los comentados anteriormente salen a la luz continuamente y, aunque cambiar a una alternativa es sencillo, la propaganda y la costumbre nos suelen retener hasta que simplemente nos hartamos, decimos basta, creemos que ya está bien de soportar a unos descarados y cambiamos, pero no nos equivoquemos.

Lo que se ha venido llamando la nube o la web 2.0 no es bueno ni malo por si mismo, pero a poco que se analicen sus productos se les encuentran problemas pues, obviamente, intentan encadenar al usuario, con una sonrisa sí, pero muchas veces dificultan cuando no imposibilitan la migración a otro software. Además, últimamente estoy desarrollando la siguiente versión de Traveller y puedo decir con conocimiento de causa que ciertas decisiones, ciertos detalles de los servicios que usas a diario han sido elegidos para atraerte y para atarte. Por ello te pido que no confíes en ellas: si tienes un documento en tu ordenador escrito con un programa que sigue los estándares libres como openoffice lo tendrás para siempre y podrás hacer lo que quieras con él siempre, mientras que si al dueño de cierto sitio web 2.0 o servidor drm le da por cerrarlo es factible que pierdas tus archivos y tu dinero invertido. Pero no tiene sentido cambiar tu libertad por lo nuevo, por lo guay, por el qué dirán, por tu inseguridad personal, por tus debilidades y miedos.

Analiza, disecciona; piensa: es tu mejor arma.

disculpenlasmolestias.com

Programa 54

El programa emitido el 14 de enero ya está a tu disposición. En él hemos contado con estos temas:

  • What Do You Care – Edith Wilson
  • I’ve Got To Find A Way – Otis Clay
  • Dead in Your Tracks – The Kinsey Report
  • Evidence – Debbie Davies
  • I Stand and Wonder – Sam Chatmon
  • Lousie – Robert Pete Williams
  • Bourbon To Beale – Mark Olbrich
  • Blues Tune 3 – The Codetalkers
  • The Home Of The Homeless – Michael Osborne
  • S & J Blues – Count Basie & Oscar Peterson
  • Pinetop’s Boogie Woogie – Pinetop Perkins

Y las siguientes secciones:

bluesenlasondas.net

2. Cifrado

Soy consciente de que esta parte, a pesar de ser una ínfima introducción, puede asustar al lector por lo que creo que lo mejor es empezar rompiendo algunos mitos:

  • El cifrado no tiene por qué ser complicado (dependiendo del método usado basta con saber contar).
  • El cifrado no es algo nuevo (ya se usaba alrededor del 180 a.c.).
  • El cifrado, aunque trata de ocultar mensajes entre otras cosas para que su envío sea seguro, no tiene porqué ser usado para fines ilícitos (de hecho es usado a diario por empresas, ongs, bancos, policías, ejércitos, etc).
  • Cifrar tus comunicaciones no significa que tienes algo que ocultar sino que eres un ciudadano concienciado con su privacidad.
  • La legalidad del cifrado depende generalmente de la legislación del país y del tipo usado, hay países en los que cualquier método es legal y hay otros en los que solo algunos métodos débiles son legales: infórmate.

Dicho esto volvamos al mundo real: en la actualidad un gran número de internautas usan programas P2P (representa un tercio del tráfico total de Internet) para obtener cultura, hemos llegado a este escenario porque resulta mucho más sencillo, óptimo y seguro que si por ejemplo cada uno tuviéramos un servidor web en nuestro ordenador donde alojáramos los archivos a compartir, es decir, la descentralización de la difusión de archivos nos ha liberado puesto que la criminalización del P2P implica la criminalización de todos los internautas. Sin embargo estamos viendo cada día como se persigue desde gobiernos y entidades de gestión de derechos de autor una criminalización parcial del P2P en el que se castigue a los que más lo usan de modo ejemplificante, además son varios los ISPs que limitan cuando no penalizan el uso de programas P2P. Ante esta situación podemos sacar partido del cifrado y es que protocolos populares como el usado en bittorrent o emule ya contemplan métodos de cifrado (débil) con el que ofuscar lo que fluye por tu conexión.
Yendo más allá, cabe recordar que todo lo que ocurre en tu conexión, teléfono, móvil, etc es automáticamente almacenado y procesado sin orden judicial en aras de la seguridad aunque así no evitaron los peores atentados jamás sufridos. Pues bien, dado que el correo electrónico sigue siendo a día de hoy una herramienta bastante usada por qué no aplicar el cifrado a nuestros emails. Para ello y mucho más tenemos PGP y GPG, además, ten en cuenta que cada vez que envías un email o visitas una página web esos datos pasan por diversas máquinas antes de llegar a su destino y si cualquiera de esas máquinas está comprometida lo enviado también lo estará, a no ser que esté cifrado.
Dado que mucha gente usa también mensajería instantánea cabe decir que también existen plugins con los que cifrar lo que dices en estas redes como Pidgin-Encryption.
Dependiendo del sistema en el que nos movamos quizá puede ser más interesante el uso de Tor o programas similares, estos crean una red segura por la que circulan los paquetes sin que, al menos en teoría, se conozcan el origen y el destino de los mismos hasta que los paquetes salen de la red Tor a Internet. En este caso resaltaría tres aspectos:

A pesar de estas desventajas este tipo de redes me parece ideal para su uso en lugares donde la libertad esté muy restringida como en regímenes no democráticos.
Y hablando de lugares, en la frontera de eeuu te pueden confiscar el ordenador, el teléfono, el reproductor y otros dispositivos sin orden judicial (supongo que argumentan que es para comprobar que no eres un terrorista). En cualquier caso faltaría ver por qué manos pasan esos dispositivos en la frontera, cuando lo llevas a reparar o cuando se te pierde. Por ello, si quieres proteger tu información de miradas ajenas un alternativa es cifrar parte o todo el disco duro. TrueCrypt permite incluso definir varias particiones y, según la contraseña introducida, montar una u otra lo cual puede resultar muy útil si la legislación te obliga a dar la contraseña en caso de que te la pidan.
En resumen: mantente informado para proteger tu libertad. De momento te espero el miércoles que viene con el último artículo de esta microserie para hablar de hábitos y cualidades.

disculpenlasmolestias.com