Dualidad

Es increíble la versatilidad que tiene el ser humano: antes de ayer me sentía fuerte, poderoso; ayer y hoy no soy otra cosa más que un trozo de carne vomitando, pasando todo el día en cama mientras espero a que pase el temporal.
Cuando era pequeño mis inquietudes eran construir junto con mis amigos del pueblo una cabaña cuanto más grande mejor, o hacer una buena defensa en el partido de fútbol. Hoy los deportes apenas me atraen y mi vida está centrada en la informática, el blues (entonces echaba pestes de la mayoría de músicos) y el buen cine.
La imagen se distribuye bajo la licencia Creative Commons http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/2.5/es/

Dualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *